viernes, 1 de julio de 2011

El espíritu de guerreros de la vida


Es éste el espíritu que Dios coloca en nosotros desde niños, ahora hay que despertarlo, alimentarlo a travez de la indignación para vencer, aunque todo parezca imposible y díficil ante nuestro ojos físicos, nuestros ojos espírituales siempre nos debe guiar a una salida, esos son los OJOS de Dios, que siempre nos alimenta e invita a seguir luchando sin desmayar por un porvenir exitoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada